De la Selva su reflexión

Y por fin llegó el momento en el que cumplí 50!!!! Y sentí el llamado de la Selva de una manera especial por eso cumplí el sueño de recibirlos en Tambopata, en nuestra querida y enigmática Selva Peruana

Que me enseña la selva para esta etapa de mi vida?

Siento que me da un hermoso regalo en este 18,250 amanecer tan especial de mi vida.  Primero me regaló un despertar maravilloso al lado de mi compañero de viaje lleno de cantos de las aves de todo tipo que tenían una armonía maravillosa!!! Un sol desde las 5 de la mañana hermoso!!! Luego una caminata llena de ejemplos de cooperación entre toda la naturaleza, tuve un espacio de reflexiones que quiero compartir de corazón contigo.

La selva me dijo:

  • Vive en conexión con tod@s porque tod@s nos necesitamos y somos uno!
  • Somos capaces de hacer alianzas en beneficio del sistema.  Alianzas que nos protegen y nos hacen más fuertes.
  • Los árboles me dijeron: Necesitamos abrazarnos para generar más fuerza y poder crecer juntos sin asfixiarnos solo conectando el uno con el otro.
  • Las sabias hormigas me dijeron: Somos fuertes cuando vivimos en comunidad, cuando somos capaces de sacar esa fortaleza interior que no sabes que tienes hasta que lo deseas , para llegar hasta la copa del árbol más alto y caminar largos senderos y traer el alimento que dará la vida a tu clan.
  • Hecha raíces sin temor porque ellas van a colaborar contigo y con quien no te imaginas y guiarán el sendero para los que  están perdidos y quieran volver a casa.
  • El sendero me dijo que debo ser flexible porque siempre puedes rehacer el camino  y estar dispuesto a que el río te inunde, te renueve y renazcas.
  • Las raíces aletas de los árboles, me dijeron que si quieres crecer debes alimentarte sintiendo y conectando con todo lo que te rodea y ser capaz de proteger a los demás con tu propia fuerza y así devolver lo recibido con amor.
  • La palmera caminadora, me enseño que también debemos aprender a mover nuestras raíces más profundas cuando de eso depende tu vida y la vida del sistema.  No importa que tan arraigado creas que estás!  Siempre hay una manera de moverte.
  • Los puentes colgantes me enseñaron que siempre hay formas de conectarnos unos a otros y que no debes tener miedo de dar el primer paso pues el movimiento que se genera a cada paso es la misma vida que se hace presente para que la saborees.
  • La lluvia inesperada me resaltó que siempre hay conexión entre el cielo y la tierra y que yo soy el milagro que los une y debo sentir y transmitir este mensaje.
  • El río en la noche me dijo que siempre hay vida al rededor aunque no la vea.  Que todos vemos diferente lo que tenemos al frente y que está dentro de cada uno poder ver las estrellas más brillantes y bellas o solo ver el temor de lo que tienes al frente.  Que podemos fluir y fluir

Esta experiencia me dejo un gran regalo: Escucha más y habla menos.  Habla cuando tengas que hacerlo y di lo que sientas desde el corazón.

Un gran abrazo!

Rossina

Si te gusto este post, revisa otro similar aquí

Para seguir explorando la página haz click aquí

 

Una respuesta a «De la Selva su reflexión»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *